facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Evaluación anatómica de peces haría más rentable su mejoramiento

Acuicultura Colombia

Aprovechando las ventajas de la morfometría geométrica –abstracción de la forma de los organismos en datos matemáticamente analizables-, la reproducción de peces con formas similares, puede satisfacer los requerimientos del mercado.
Alejandro Noriega Hoyos, candidato a doctor en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira señala que, “de manera contante, la industria está buscando la estandarización del producto final, es decir, que los peces que se vendan sean iguales entre sí. Por eso, uno de los objetivos es construir una técnica que permita esa homogenización”.

Teniendo en cuenta este aspecto, su investigación doctoral se centra en el diseño de una nueva metodología para describir y diferenciar a las poblaciones de peces de cara a procesos de selección o cruzamientos. Esta reduciría el tiempo y los costos invertidos con respecto a metodologías más sofisticadas como los estudios de genética molecular.

Por ejemplo, los estudios de morfometría geométrica tardan menos de tres días cuando se está evaluando una población de unos 300 individuos. “La toma de muestras (fotografías de cada espécimen) y la digitalización de los datos es uno los principales factores que retrasa el proceso”. Tales mediciones solo requieren de un computador con procesador de capacidad media y una cámara fotográfica profesional o semiprofesional (tipo réflex), cuya posición de lente debe ser paralela al pez.
El proceso consiste en capturar imágenes de los peces para la obtención de coordenadas de puntos anatómicos. Una vez se cuenta con estos datos, se pueden procesar a través de softwares especializados como CoordGen 8, que describen cuantitativamente la forma, y programas de análisis estadísticos.

Estableciendo valores promedio entre las formas de los individuos de una población, se identifica la variabilidad existente en el interior de ese grupo y también frente a otras poblaciones.
“Conocer la variabilidad genética, dice, es el fundamento para un exitoso proceso de selección”, señala el experto, quien agrega que la genética molecular es más precisa, al analizar en laboratorio muestras de tejido vivo o sangre. Sin embargo, “eso no significa que las descripciones de la morfometría geométrica y el modelo estadístico no sean también muy útiles”.

Comparando técnicas
Para la investigación se recolectaron siete poblaciones de peces de tilapia roja con orígenes distintos: tres provenían de Brasil, dos de Costa Rica, una de Jamaica y otra de Israel. En total, se analizaron 210 peces a través de morfometría geométrica y genética molecular. Los resultados, después de la comparación, resultaron muy similares entre las dos metodologías, en un hecho que, para el investigador Noriega, valida la pertinencia de la morfometría geométrica.

El estudio avanza ahora hacia determinar la manera en que las formas físicas se transfieren de un individuo a sus hijos. Una vez alcanzado este hallazgo, se investigará la relación que guardan estos rasgos con características de interés como la ganancia diaria en gramos del pez.

Según explica el zootecnista, los procesos de cruzamiento para obtener mejoras en algunas características de interés son difíciles de evaluar actualmente porque, por ejemplo, para determinar el peso del filete de un pez es necesario sacrificarlo antes. Esto obliga a realizar la selección de futuros reproductores a partir de familiares del pez sacrificado, lo que aporta un mayor margen de error al proceso. “En cambio, si se establece la correlación entre la forma del pez y la característica del pez a mejorar, se podrá, por ejemplo, realizar cruzamientos que incluyan ese mismo pez al no tener que sacrificarlo. De esta manera se optimizaría el proceso de selección”, explica.

Según el investigador, esta metodología dinamizaría el mejoramiento animal a través de la genética cuantitativa, en la que se identifican los aportes genéticos y efectos ambientales que determinan las diferencias físicas y productivas entre unos individuos y otros.
Las poblaciones de tilapia roja han sido estudiadas conjuntamente con Jorge Eliécer Tabares Pérez, candidato a doctor en Ciencias Agrarias de la U.N. Sede Palmira, quien investiga el desarrollo de híbridos promisorios.

|